domingo, 21 de abril de 2013

Galletas de primavera

Bueno pues hoy la primera vez, va dedicada a las galletas decoradas con glasa. Ayer me lancé a por ellas y aquí os dejo la experiencia:
El viernes por la noche hice la masa de las galletas y la dejé en la nevera toda la noche, ya que debe reposar un mínimo de 3 horas. (eso sí, si las dejáis toda la noche, os recomiendo sacarla un pelín antes de cortar las galletas ya que a mi me pareció que estaba demasiado dura y me costó trabajo pasarle el rodillo.)

La receta que usé es una básica de galletas de mantequilla (me la dieron en un curso que hice en cooking cookies)

Ingredientes (salen unas 40 galletas medianas)
- 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 250 gr de azúcar glas
- 1 huevo a temperatura ambiente
- 650 gr de harina
- 1 chorrito de leche
- 1 chorrito de aroma de vainilla (o del que queráis)

Elaboración 
Batir la mantequilla un minuto o dos (con robot de cocina o kitchenaid) y ir incorporando el azúcar glas (tamizado a poder ser). La mezcla debe quedar de un color blanquecino y esponjosa a la vista (En KitchenAid tarda unos 4-5 minutos). Una vez tengamos listo este paso, añadimos el huevo y batimos para que se incorpore bien y la masa quede uniforme.
Lo siguiente será añadir la harina (también tamizada a ser posible, así se evitan los grumos en las galletas), que iremos echando a cucharadas mientras batimos (en KitcheAid a velocidad baja). Cuando más o menos llevemos la mitad de la harina, la masa se empieza como a desmigajar y entonces es el momento de añadir el chorrito de leche y el aroma. Seguir amasando hasta que la masa esté uniforme.
Una vez lista la cortamos en cuatro trozos y alisamos cada uno de ellos con el rodillo. Los ponemos uno encima del otro ,con papel de horno entre capa y capa, y a la nevera un mínimo de 3 horas.

Precalentar el horno (yo lo pongo con ventilador a 160º)
Una vez la masa ya está lista, cogemos el primer trozo y lo volvemos a alisar con el rodillo dándole el grosor deseado (yo uso un rodillo de Joseph que tiene unos discos en los extremos y va súper bien para que toda la masa tenga el mismo grosor. Pero vamos, que cualquier rodillo sirve...). Con el cortador que elijáis vamos cortando las galletas y con la ayuda de una espátula plana y con cuidado que no se deformen, las vamos poniendo en una bandeja y para el horno unos 10-15 minutos, yo las saco cuando están aún un poco blancas por el centro y tostaditas por los bordes. Las ponemos en una rejilla para que se enfrien bien por todos los lados.
Antes de hornear (el rodillo de la foto es el que os he comentado)


Después de hornear
Con los retales de masa que nos vayan sobrando, los alisamos otra vez y los volvemos a meter en la nevera para hacer mas galletas. Hacemos el mismo procedimiento hasta que se acabe la masa.

Bueno y hasta aquí, para mi, la parte fàcil. Vamos con la glasa...

La receta que hice yo fue la que encontré en la página del Rincón de Bea, súper bien explicado e ilustrado  paso a paso. Si la quieres ver haz clic aquí.
En mi caso, puse 4 claras de huevo y menos azúcar, ya que la consistencia que cogió la glasa ya era la que comenta ella. Tardé mucho rato en hacerla y obtener la consistencia adecuada (era la primera vez que la hacía). Hice dos colores y sus dos consistencias respectivas: para el delineado y para el relleno.


A la hora de ponerme a delinear, vi que la glasa amarilla me había quedado muy espesa y la tuve que sacar de la manga y añadirle agua.
También vi que si las delineaba y dejaba pasar mucho rato hasta rellenarlas, las dos glasas no acababan de juntarse del todo y se notaba mucho la diferencia entre el contorno y el relleno, así que las hice de dos en dos, delinear y rellenar. Así conseguí que no se notara la diferencia entre las dos glasas y las galletas quedaran mas uniformes.
Las primeras que hice me quedaron bastante churros, la verdad, pero a medida que vas cogiendo el truquillo van quedando mejor. Hasta que ya vas toda confiada y... se han acabado las galletas!!! ( la próxima vez tendré que hacer mas...;))



 Y el resultado final, como podréis ver, con un delineado mejorable y una glasa con alguna que otra burbujita, pero algunas tenían que ser las primeras no?



Bueno pues a ver si os animáis y compartís la experiencia!